El museo de la inocencia. La construcción de un relato

Por Ana Isabel Santolaria + Jaime Ramos

“(…) El Museo de la Inocencia se puede considerar como un  espacio en espiral estrechamente ligado a un relato. Una espiral que está  dibujada en el suelo del actual museo a los pies del hueco que atraviesa  el edificio. Pamuk se da cuenta de que la línea que conecta los momentos  -el Tiempo, en la filosofía de Aristóteles– no puede ser una línea recta sino una espiral. De forma que el visitante que mira hacia abajo en el Museo de la Inocencia, viendo todos los objetos de la colección flotando en el espacio, comprende que igual que la línea que une los momentos es el Tiempo, la que une los objetos crea una historia. Y esta es, para el autor,  “la mayor felicidad que puede proporcionar un museo: ver que el Tiempo se convierte en Espacio”

Acceder

Y como siempre, si te gustó el post, estaría genial que lo compartas en tus redes sociales.

Equipo editor de Escuela de Arquitectura

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *