¿QUIÉN DEBE GANAR EL PREMIO PRITZKER?

ArchDaily – Plataformaarquitectura probablemente los difusores de arquitectura en línea con más seguidores del mundo, han lanzado esta interesante pregunta[1]. Y ha lanzado una encuesta con 52 candidatos y espacio para nombres adicionales para que cada cual vote a su candidato al premio.

La pregunta tiene mucho interés. ¿Un premio como este, que señala cada año al arquitecto vivo más interesante del momento, a qué criterios debería responder? ¿Cómo elegir de entre los cientos de miles de arquitectos que hay, al que merezca ser referente del presente y quedar como historia viva de la arquitectura? Qué difícil y delicada tarea.

Decidir “lo mejor” es siempre aventurado. ¿Con respecto a qué? Da igual que sea el mejor equipo de futbol (más allá de que gane los campeonatos en los que está inscrito), mejor deportista de cualquier disciplina, más allá de sus méritos competitivos, y se pone más controvertido si buscamos la mejor canción para representar un país en Eurovisión, el mejor libro, el mejor músico, pintor, escultor, bailarín… siempre admite debate, y que su elección sea literalmente un “fallo”.

A veces, nos preguntamos para qué valen los premios y las medallas[2]. Nadie discute quien es ganador de una competición de reglas claras, o el mejor tenista del momento. Hay una forma matemática de medirlo, ellos la conocen y todo el mundo lo acepta. Pero nos cuesta más medir y decidir si el mejor tenista de la historia es Nadal, Djokovic o Federer (y eso que hay abundantes datos para poder establecerlo…) ¿Cómo no iba a resulta complicado decidir quién es el mejor arquitecto vivo del momento? Igual pasaría si fuera el mejor a lo largo de la historia. ¿Existen parámetros objetivos sobre el arte que nos permitan medir estas cosas sin dejar amplio espacio para la discrepancia?

Muchos de los grandes premios culturales de nuestro tiempo fueron instituidos curiosamente por iniciativa filantrópica privada. Los Premios Nobel[3] nacieron en 1895 del testamento del químico, ingeniero, escritor e inventor sueco Alfred Nobel, quien quiso donar su fortuna para este fin. Los Premios Pulitzer[4] también nacieron en 1917 del testamento del editor húngaro Joseph Pulitzer. Del mismo modo el Premio Pritzker[5] lo concede desde 1979 una entidad privada, la Fundación Hyatt, propiedad de la familia Pritzker. Ellos ponen su dinero para otorgar este galardón, que se ha convertido en un evento cultural y arquitectónico que incrementa cada año el almanaque de referentes para la profesión. Luego la respuesta es inequívoca. Lo gana quien quiere la Fundación Hyatt. Y esto no admite discusión.

Cabe preguntarse si tiene más mérito quien gusta más “a los que saben”, (también delicado fijar quienes son estos últimos) o si lo tiene quien gusta “a más gente”. Si es más meritorio haber hecho cosas grandes (medible), muchas cosas (medible), alguna cosa muy celebrada o pocas cosas pero todas muy buenas (ambas más complejas de medir).

No faltarán quienes quieran condicionar el galardón a su sexo. Habrá quienes quieran que se distribuya alícuotamente según su raza, o distribuirlo con justicia geográfica según sus nacionalidades. Seguro que algunos dirán que su religión debería considerarse. Todo esto, siendo comprensible, no dejan de ser condicionantes que nada tienen que ver con el valor arquitectónico a medir, y añadirían más injusticia al mérito que se pretende juzgar. Además, según el artículo 2 de la Declaración Universal de Derechos Humanos[6]: “todas las personas tienen los mismos derechos (también a recibir premios) y libertades, sin hacer distinción por raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición”. Asumimos que esa distinción no debe ser ni negativa ni positiva ¿no?

¿Y tú, que seguro que tienes un criterio al respecto, quien crees que debe ganar el Pritzker?

[1] Quien debe ganar el premio Pritzker 2022?:https://www.plataformaarquitectura.cl/cl/978068/quien-deberia-ganar-el-premio-pritzker-2022

[2] ¿PARA QUÉ VALE UNA MEDALLA DE ORO DE ARQUITECTURA?: https://escuelaarquitectura.es/para-que-vale-una-medalla-de-oro-de-arquitectura/

[3] Premios Nobel: https://www.nobelprize.org/

[4] Premios Pulitzer: https://www.pulitzer.org/

[5] Pritzker Prize: https://www.pritzkerprize.com/

[6] Declaración Universal de Derechos Humanos: https://www.un.org/es/about-us/universal-declaration-of-human-rights

También te puede interesar:

Share

Estudió arquitectura en la T.U. Darmstadt, (Alemania) y ETSAM (Madrid). Trabajó en cooperación, en Nicaragua del '95 al '97, y con Alberto Campo Baeza del '97 al '02 con quien fue coautor de la Caja General Ahorros de Granada. Participó en el plan estratégico de la Ciudad de las Telecomunicaciones de Telefónica en Madrid, entre otros proyectos. En ‘02 monta su estudio ARTEctura con obras tan variadas como el Edifico Minerva (c. del Amparo 103 junto a la Casa Encendida de Madrid), el Colegio Highlands los Fresnos (Boadilla del Monte), el plan de rehabilitación integral de la Ciudad de Aguarda (Pontevedra) “Cintura del Tecla”, o el Restaurante SOPA de Madrid entre otras. Formado en Coaching dialógico por el IDDI desde 2008 con especialización en desarrollo directivo y docente. Docente en proyectos en A.I. de la ETSAM, desde '02 y desde 2006 es profesor y director de la Escuela de Arquitectura de la UFV (Universidad Francisco de Vitoria).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.