Smiljan Radic es un coleccionista. Su arquitectura es una colección de “convicciones momentáneas”, es decir, de momentos en los que el arquitecto cree firmemente en una historia y la construye para dejarla escrita y contarla a otros. En sus proyectos reúne espacios y usos variados, superponiendo y ensamblando piezas – aparentemente inconexas – para crear nuevas arquitecturas. El resultado es una colección particular de animales fantásticos, un extenso bestiario que incluye esculturas, maquetas, dibujos, escritos, proyectos y obras construidas. Cada uno de ellos tiene valor individual y, además, un sentido añadido en relación al conjunto, pues forman parte de un mismo discurso. Son estaciones de un mismo viaje, en la que cada una te lleva hasta la siguiente.

Como toda colección, la arquitectura de Radic es también autobiográfica. No puede desligarse su obra de las referencias e influencias de su formación en la Escuela de Arquitectura de la Universidad Católica de Chile y en el Istitutto Universitario di Architettura di Venezia, así como de otras disciplinas artísticas – en especial la escultura de Marcela Correa – y, por supuesto, del territorio y el paisaje chilenos.

LECCIÓN 1. ENSAMBLAJE

Para crear no es necesario inventar de cero, lo importante es descubrir un proceso. Se trata de recolectar cosas (espacios, atmósferas, usos, paisajes…), unir partes y formar algo nuevo que funcione y tenga sentido. Todos los proyectos de Radic participan de esta idea de ensamblaje de piezas, que él mismo explica como animales fantásticos formados por partes, como por ejemplo el hipogrifo, mitad ave y mitad caballo.

El proyecto NAVE. Sala de artes escénicas experimentales ilustra ejemplarmente esta idea del ensamblaje. Este proyecto consiste en la unión y articulación de tres elementos principales: una máscara perimetral que encierra un vacío, una caja negra, y sobre ésta, un circo.

La máscara es la fachada original recuperada que funciona como perímetro, a través de cuyos huecos se relacionan el interior y el exterior. La fachada se convierte en un telón de fondo para las actuaciones, incorporando la ciudad y los vecinos a la escena.

La caja negra corresponde a la sala de artes escénicas, un interior en penumbra concebido para permitir múltiples posibilidades. Es una caja de oportunidades, en la que cada artista se apropia del espacio y lo usa de formas distintas.

El circo es un “circo pobre chileno”, cuya carpa roja y amarilla hace de “cielo falso” del edificio. Se trata de un recinto de espectáculos primitivo y austero, un lugar común, una azotea para todos visible desde la calle y desde donde contemplar toda la ciudad.

LECCIÓN 2. NO DEJAR HUELLA

La voluntad de hacer el menor daño posible en el paisaje es una constante en la obra de Radic. Esto se refleja en la actitud que toman los proyectos en relación con el territorio en el que se encuentran. Por ejemplo, en el Taller de Escultura delimita un pequeño recinto de espacio usable, cubriendo sólo una porción, para no contaminar el entorno. O en las Bodegas Vik, construye el edificio semienterrado para esconderlo en el paisaje.

La Torre Antena de Santiago, situada en la cima del cerro San Cristóbal, quiere ser solamente el “esqueleto del fantasma de una columna”. La materialidad de la torre acompaña esta idea, pues es un objeto frágil, una estructura tensionada medio transparente. No se modifica el territorio, no aparece ahí un icono de arquitecto, solamente se añade a la ciudad “una sombra y un brillo”, como una pincelada.

LECCIÓN 3. EL REFUGIO

El refugio es la materialización de “el castillo del gigante egoísta”, el cuento que Radic convierte en proyecto utópico y que tantea en muchas de sus obras. Se trata de experimentar sobre el espacio interior habitado, sus cualidades ambientales y su relación con el paisaje exterior, poniendo de relevancia la necesidad del ser humano de disponer de un espacio íntimo, hecho a su medida, donde recogerse.

La Casa para el Poema del Ángulo Recto es, además, su propio refugio. Esta casa es como una cueva ciega al paisaje que la rodea, que no se ve, pero es reconocido permanentemente por el habitante. Se trata de una cáscara de hormigón negro con un interior opaco, forrado de madera de cedro, que proporciona una atmósfera de calma e intimidad. Es como vivir dentro del árbol, en un estuche perfectamente excavado para su habitante.

LECCIÓN 4. CONSTRUIR ALGO PEQUEÑO O GRANDE ES LO MISMO

En la obra de Radic, grande o pequeño es lo mismo. Las cosas pequeñas siempre pueden convertirse en cosas grandes. Son semillas, prototipos, maquetas que, a veces, luego se convierten en espacios arquitectónicos. El detalle y el cuidado de sus diseños se reflejan en cualquier escala, desde el diseño de una sandalia tradicional, una parada de autobús, un armario… a una casa o un teatro.

En la Parada de Autobús de Zwing traslada el interior de un espacio doméstico a un espacio público. El proyecto consiste en recortar un módulo de “casa” de las dimensiones de una parada de autobús y colocarlo en la calle. El resultado es un espacio que reproduce la domesticidad y la atmósfera de confort en sus dimensiones, la baja altura, el techo decorado, el mobiliario popular, incluso la casita para los pájaros.

Imagen de portada extraída del post:

Arquitectura chilena: Capillas Vaticanas por Smiljan Radic

Fotografía: Moretti

También te puede interesar: CONFERENCIA ONLINE DE SMILJAN RADIĆ _ 8 DE JULIO.

Arquitecta por la Escuela de Arquitectura de Barcelona (ETSAB UPC) en 2013. Máster en Teoría y Práctica del Proyecto Arquitectónico por la ETSAB en 2014. Doctora arquitecta por la ETSAB en 2019 con la tesis Casa, Relato, Colección. La construcción del espacio a través de los objetos. Investigadora, miembro del grupo de investigación Habitar UPC. Profesora asistente en las asignaturas Rehabitar, la casa y la calle y Escenarios Urbanos (ETSAB), y actualmente, en los talleres experimentales sobre hormigón Materia y Espacio y Hormigón Concreto de la Cátedra Blanca CEMEX (ETSAM).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *