La arquitectura como sentimiento

Por Fredy Massad. Entrevista a Enric Miralles. Barcelona, julio 1996.

«…La de Enric Miralles es arquitectura de imaginación.» Josep Quetglas

«Ahora lo extraño es, que cuando representas el ojo con precisión, te arriesgas a destruir exactamente lo que persigues representar: la mirada. (…) Hay pocas obras de arte en las que la mirada existe.» Alberto Giacometti

Enric Miralles (1955) -graduado en Arquitectura en 1978- comenzó a colaborar en el estudio de Viaplana y Piñón en 1973. En 1984 formó en Barcelona un estudio junto a Carme Pinós, destacando entre todos los proyectos conjuntos el del Cementerio de Igualada. La asociación concluyó en 1989. En ese mismo año, Miralles estableció el estudio en el que ha continuado trabajando. Simultáneamente, desde 1981, ejerce como docente en diversas universidades de Europa y Estados Unidos. Entusiastamente se resaltan de sus trabajos una serie de capacidades y cualidades, como el diálogo que sus obras establecen con el suelo y el paisaje donde se construyen y su fuerte identidad pese a las evidentes influencias que se palpan en ella: la conjunción de numerosas tradiciones asimiladas hasta derivar en la formación de un espíritu/carácter autóctono que obliga a afirmar que la arquitectura de Miralles sólo podría ser obra surgida del lugar al que el arquitecto pertenece.

Para comenzar, me interesaría conocer cómo se produce tu aproximación a los métodos de diseño. ¿Cómo explicarías tu método de operar?

ACCEDER

Equipo editor de Escuela de Arquitectura

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *