Cómo ser arquitecto después de una crisis… y al comienzo de otra

Por Ximena Arnau | Foto portada: Lesser Houses, by Angelo Renna

Antes de que el coronavirus nos cambiase la vida, la palabra crisis nos remitía a otra cercana y difícil etapa: la que comenzamos a sufrir a partir de 2008. La de la construcción fue una de las industrias más afectadas por aquel parón económico. El pinchazo de la burbuja inmobiliaria marcó una antes y un después en el sector. Aunque no fue el único.

«Junto con los avances tecnológicos, la incertidumbre política y social que han caracterizado estos últimos años, la crisis ha sido para muchas disciplinas el punto de partida para comenzar un proceso de renovación no solo útil, sino también indispensable».

En España los daños en el mercado inmobiliario fueron más profundos que en el de otros países. Los profesionales siguen sintiendo sus efectos: «Durante más de una década, las condiciones para practicar la profesión de arquitecto han cambiado radicalmente, con una reducción importante de las comisiones tradicionales y de las inversiones en todo lo que se considera el ámbito de la construcción».

Acceder

Equipo editor de Escuela de Arquitectura

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *