Profesores, parásitos y arquitectos

Por Santiago De Molina

Desde el blog Fundación Arquia

“(…) El modo en el que los alumnos encuentran diferentes vías de aprendizaje en un mundo en red pone en cuestión incluso la manera en que ejerció la docencia durante toda su vida el propio Steiner. En arquitectura los estudiantes de medio mundo se forman de maneras radicalmente diferentes a las de sus propios profesores, manejan programas y herramientas que desbordan en complejidad a las empleadas antes, a la vez que acuden a las aulas a encontrar allí un apoyo intelectual, una guía o incluso algo de inspiración que les sirva de ayuda ante ese caos desordenado que es el mundo que se muestra ante ellos.”

Acceder al post

Autores del post: Equipo editorial de Escuela de Arquitectura

 

Y como siempre, si te gustó el post, estaría genial que lo compartas en tus redes sociales.

Equipo editor de Escuela de Arquitectura

2 Comments

  1. L. Carlos Martinez Gomez Reply

    ¿Clickbait alert?

    Puesto que al autor le gusta utilizar la polémica para así atraer visitas. Me gustaría que aclare la relación entre el titulo y el contenido del texto. Puesto que si el texto, que aunque si es interesante, se colocase en contraposición con el titulo podría parecer no tener sentido, o mostrar una relación negativa de ser estudiante. Pues si por el contrario no tiene relación con eso y de otra manera se pretende la relación entre el termino “parásitos” y la dificultad o caos que los estudiantes deben afrontar ante el panorama actual para formarse adecuadamente no queda claro. Desde mi punto de vista, Mucho ruido y pocas nueces!!

    Gracias, en cualquier caso.

  2. L.Carlos Martinez Reply

    Desde mi corta experiencia como estudiante, considero que un ejemplo del caos y la falta de crecimiento de la profesión no es solo la falta de organización y clasificación adecuada en la información. Si no la falta de adecuar las nuevas tendencias , pensamientos y herramientas del siglo actual, a la arquitectura. Un claro ejemplo de esto es que aún grandes imágenes de obras icónicas como La villa Saboye, de hace ya mas de 50 años podrían ser obras de nueva construcción y considerarse “modernas”, si se construyesen hoy en día. Este mismo aspecto es más evidente si se analizasen los coches usados en esa época y se comparasen con los de hoy en día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *